‘El responsable de campañas de Global Witness señala que la pandemia ha permitido a gobiernos y empresas emprender una gama de estrategias contra quienes alzan la voz por sus territorios.

Considera, además, que no ha habido un pronunciamiento claro de los estados de América Latina que registraron las cifras más altas de asesinatos contra líderes indígenas durante el 2019.’ (…)

Lee esta noticia de Mongabay Latam:

click aquí